Pastel de calabacín y patata gratinado

Creo que alguna vez os dije que me encanta la lasaña. Me da igual de qué esté hecho el relleno o qué tipo de salsa tenga. Hace tiempo os mostré un par de versiones; una lasaña de pasta vegetal  y una lasaña de calabacín y ricotta. Esta vez, os voy a enseñar a preparar otra variante que se asemeja mucho a la lasaña; pastel de calabacín y patata gratinado.

¿Suena bien? Se parece mucho a la lasaña porque se prepara intercalando capas de distintos ingredientes, por la utilización de la bechamel, y por el queso rallado para gratinar.

A veces, nos apetece comer lasaña pero no tenemos tanto tiempo para prepararla. La verdad es que entre cocer la pasta, preparar la bechamel y hacer el sofrito de tomate y de carne.. nos lleva un buen rato. En esta versión, aunque tenéis que preparar la bechamel igualmente y cocer la patata, os ahorráis por lo menos una horilla al substituir la carne por el calabacín crudo, el queso en lonchas y el jamón.

El saladito del jamón le da un toque muy sabroso al calabacín y a la patata, que junto con la jugosidad del queso, lo convierten en un plato rico rico. Seguro que os va a gustar. Os cuento cómo prepararlo:

Ingredientes para 8 personas:

Para el relleno:

  • 4 patatas grandes
  • 1 calabacín grande
  • 1 paquete de queso en lonchas (aprox 400 grs)
  • 1 paquete de jamón serrano en lonchas (240 grs)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Para la bechamel:

  • 60 gr de mantequilla light
  • 3 cucharadita de aceite de oliva
  • 750 ml de leche semidesnatada o entera
  • 60 gr de harina
  • Sal y nuez moscada al gusto

¿Cómo lo hacemos?

Pelamos las patatas y las cocemos poco tiempo. Se acabarán de cocinar en el horno.

Mientras, preparamos la bechamel. En el microondas, calentamos la leche y reservamos. En un cazo, echamos la mantequilla y el aceite y calentamos a fuego medio. Cuando veamos que está derretida la mantequilla, añadimos la harina y mezclamos con las varilla durante unos  minutos para que se cocine la harina poco a poco. Añadimos 1/4 parte de la leche caliente y removemos bien con las varillas. Cuando veamos que está bien mezclado, añadimos otro 1/4 y así hasta que terminemos con la leche. Aderezamos con la nuez moscada y sal al gusto y seguimos removiendo con las varillas hasta conseguir el espesor deseado.

Una vez que estén las patatas, las cortamos en rodajas finitas para que el pastel no se haga pesado.

Cortamos el calabacín a lo largo en lonchas de grosor medio para que se note el sabor. Si queréis que sea más suave, hacedlas más finitas.

Pre-calentamos el horno por arriba y por abajo a 200 grados.

En una bandeja pincelamos con bechamel.

A continuación ponemos una capa de patatas y otra de calabacín.


Salpimentamos y echamos un chorrito de aceite de oliva.

Cubrimos con lonchas de jamón serrano, y encima, tapamos con lonchas de queso.

Cubrimos con bechamel y repetimos el proceso hasta tener las capas deseadas.

En la parte de arriba, por encima de la bechamel, echamos queso rallado para que quede doradito y no se seque tanto.

Horneamos durante 40 minutos y servimos.

¿Qué os ha parecido esta versión de lasaña? A nosotros nos ha gustado mucha la combinación de sabores y es una manera diferente de que los peques coman calabacín sin poner problemas.

Un abrazo mis querid@s foodlovers :*

https://www.facebook.com/justfoodlovers/

Instagram: @justfoodlovers_es

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

    1. Me alegro mucho que te guste! Besos

      Me gusta

Cuéntame que te ha parecido :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s