Flan de queso ligero de la abuela

Yo nunca he sido muy fan de los flanes. El típico flan de huevo no me acaba de entusiasmar, sin embargo, el de leche condensada que preparaban siempre en mi casa y el de queso que hacía siempre mi abuela me chiflaban. Ambos tienen un sabor realmente suave y delicioso, a diferencia del de huevo que tiene una textura más grumosa.

Esta vez, tenía una comida de amigos a los que se que le encantan las tartas de queso, por eso decidí prepararlo con este ingredientes.

Si os gusta el flan, os va a encantar, y si no os gusta pero sí las tartas de queso, os recomiendo que lo probéis porque es tan tan suave que estoy segura de que os resultará delicioso. Además, al ser una receta que no lleva horno, es súper fácil de preparar.

Para hacer una versión menos calórica, he utilizado ingredientes sin azúcares, desnatados o reducidos en grasa.

Ingredientes para 8 personas:

  • 200 ml de leche semidesnatada a temperatura ambiente
  • 1 sobre de cuajada (yo utilicé royal)
  • Queso de untar light (1 tarrina de 200gr)
  • 2 bricks de 250 ml de nata para montar ligera
  • 140 gr de azúcar
  • 3-4 cucharadas soperas de azúcar para hacer el caramelo
  • 6 porciones de quesitos tipo el caserío light
  • 1 paquete de galletas sin azúcares añadidos

¿Cómo lo hacemos?

Lo primero que vamos a hacer es caramelizar el molde. Yo no me voy a complicar y lo voy a hacer en el microondas, pero podéis hacerlo en su versión tradicional.

Para hacerlo en el microondas, echamos en nuestro molde 4 cucharadas soperas de azúcar y un chorrito de agua, para que el azúcar quede mojado y no se queme. Ojo con el molde que vayáis a utilizar. Que sea de cristal o cerámica o de silicona de calidad, ya que el caramelo coge una elevada temperatura y podría derretirlos.

Introducimos en el microondas a potencia máxima unos 40 segundos y lo sacamos para comprobar si se ha mezlcado un poquito y se ha quedado con una textura de jarabe.

Volvemos a introducirlo en el micro en tandas de minuto en minuto (aprox. 5), hasta que veamos que poco a poco empieza a espesar y a tener color clarito. En este momento lo sacamos, ya que al enfriar cogerá un tono más oscuro.

Esperamos a que enfríe, y en este momento es cuando volcaremos en él la preparación que os explico a continuación.

Ponemos a calentar una olla con los dos tipos de queso, el azúcar, 100 ml de leche y la nata.

Cogemos un vaso, vertemos los otros 100 ml de leche y deshacemos el sobre de cuajada. Removed bien hasta que se disuelva totalmente. No pueden quedar grumos.

Una vez que esté disuelto, lo añadimos al cazo y mezclamos bien con la ayuda de unas varillas. Posteriormente mezclamos con la batidora para que quede una mezcla más homogénea y el flan sea más suave.

Lo dejamos cocinar hasta llevarlo a ebullición. En este momento, bajamos el fuego y dejamos uno o dos minutos sin dejar de remover. Retiramos.

Vertemos el contenido en el molde que previamente hemos caramelizado y cubrimos con galletas.

Dejamos enfriar un rato y metemos en la nevera unas 8 horas.

Solo queda desmoldar y disfrutar.

Receta más vista en el mes de Febrero de 2017 en la Comunidad de la cocina de Eva Arguiñano.

 

¿A qué tiene buena pinta? Es un postre muy muy suave y con un sabor riquísimo que estoy segura de que os encantará.

Un abrazo mis querid@s foodlovers :*

https://www.facebook.com/justfoodlovers/

Twitter: @justfoodlovers

Instagram: @justfoodlovers_es

Anuncios

Cuéntame que te ha parecido :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s