Espinacas gratinadas con bechamel de calabacín

Desde pequeña, las espinacas me han gustado siempre, pero había dos preparaciones que eran mis preferidas; tortilla de espinacas y espinacas con bechamel.

En el post de hoy, os traigo una versión saludable de las clásicas espinacas con bechamel; Espinacas gratinadas con bechamel de calabacín.

Si lo probáis, estoy segura de que os va a gustar porque tiene un sabor riquísimo y el plato en su conjunto es muchísimo más ligero que el tradicional.

Para darle un toque distinto, le he añadido taquitos de jamón recién cortados y piñones. ¡No he podido hacer mejor elección! Le quedan fenomenal.

Ingredientes para dos personas:

Para la bechamel de calabacín:

  • 300 gr de calabacín (aprox. es uno pequeño)
  • 1 cebolla pequeña
  • 150 ml de leche evaporada (también podéis utilizar normal semidesnatada)
  • 1 chorrito de aceite
  • Aceite de oliva, sal y nuez moscada al gusto

Para el resto de la preparación:

  • Mozzarella para gratinar o parmesano en polvo
  • 200 gr de espinacas frescas
  • 1 puñadito de piñones
  • 1 puñadito de jamón serrano en taquitos
  • 2 dientes de ajo grandes
  • Sal, aceite de oliva y pimienta negra

Elaboración de la bechamel de calabacín:

  1. Picar la cebolla, salar y pochar en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva.
  2. Pela y trocea el calabacín y añádelo a lo enterior. Deja pochar 7 minutos.
  3. Añade la leche, sal, y nuez moscada y deja que se cocine . Yo utilicé olla a presión y fueron 7 minutos.
  4. Tritura con la batidora y reserva.

Elaboración del resto de la preparación:

  1. Cocemos las espinacas durante 5 minutos. Escurrimos y reservamos.
  2. En una sartén amplia doramos los ajos muy muy picaditos. Incorporamos los piñones y el jamón en taquitos y salteamos unos minutos.
  3. Añadimos las espinacas, salpimentamos y rehogamos unos 5 minutos y reservamos.
  4. Precalentamos el horno a 200º por arriba y por abajo.
  5. En una fuente de horno, ponemos las espinacas rehogadas, por encima la bechamel de calabacín, y por encima la mozzarella o parmesano.
  6. Gratinamos hasta que la mozzarella tengo un color doradito y..¡Listo!

¿Qué os parece? No me digáis que no tiene buena pinta. Os aseguro que está riquísimo y encima es súper saludable si lo comparamos con las clásicas espinacas con bechamel tradicional.

Sígueme en instagram y verás trucos, recetas y novedades a diario: https://www.instagram.com/justfoodlovers_es/

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¡Tienen que estar buenísimas así! Alguna vez he usado la bechamel de calabacín, pero nunca para preparar las espinacas. ¡Apuntadísima! 😉

    Me gusta

    1. me alegro mucho que te guste. La verdad es que es deliciosa!

      Le gusta a 1 persona

Cuéntame que te ha parecido :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s